Aprovechar el tiempo y gestionar conflictos – Descubre cómo

Aprovechar el tiempo y gestionar conflictos

Aprovechar el tiempo y gestionar conflictos

Aprovechar el tiempo y gestionar conflictos van unidos porque vivimos en una sociedad donde los cambios que se producen son rápidos, con apenas tiempo para asimilarlos, y en muchos casos generan estructuras completamente diferentes.

Es normal que se produzcan confrontaciones entre los elementos participantes, por ese motivo, la gestión de conflictos debe ser una labor primordial para cualquier persona que desee mejorar el hábito de aprovechar el tiempo ya que afectan negativamente a tu productividad personal y a de la organización.

Personalmente pienso que el conflicto es un rasgo inevitable de las relaciones sociales y que la correcta gestión de conflictos debe buscar tanto la superación de los obstáculos que se presentan como los procesos que implican los caminos que conducen a la satisfacción de las necesidades de todas las partes involucradas.

La propia palabra conflicto conlleva para muchas personas ideas negativas que si no se reflexiona un instante sobre ellas, generan comportamientos que no son adecuados, y mucho menos, te permitirán mejorar tu estrategia para aprovechar el tiempo y gestionar conflictos de una manera eficaz y productiva.

APROVECHAR EL TIEMPO Y GESTIONAR CONFLICTOS: FUNCIONAMIENTO DEL CONFLICTO

Si deseas aprovechar el tiempo y gestionar conflictos primero necesitas conocer el funcionamiento, es decir, las principales fuentes del conflicto, emociones que genera el conflicto, los posibles comportamientos ante el conflicto…

Desde este instante te invito a que cambies la idea que tienes preconcebida del conflicto, porque no todo es negativo en el conflicto, también hay elementos muy positivos que son los que quiero compartir contigo con los vídeos de mi canal Tempus training en YouTube.


 

 

FUENTES DEL CONFLICTO

Existen siete posibles fuentes que cuando las conozcas podrás aprovechar el tiempo y gestionar conflictos mejor.

1. Actividad a realizar. Diferentes opiniones acerca de qué hay que hacer y quién debe hacerlo, cómo se debe hacer el trabajo, nivel de calidad…

2. Recursos necesarios. Personas y recursos necesarios para finalizar con éxito determinado proyecto.

3. Calendario de las tareas. Diferentes opiniones sobre las actividades importantes y urgentes.

4. Valoración del trabajo. Cuál debe ser el valor o precio del trabajo.

5. Priorización de tareas. Surge cuando un recurso que es limitado tiene que ser utilizado por varias personas al mismo tiempo, o a la misma persona se le pide que trabaje en varios proyectos, simultaneándolos.

6. Comunicación en la empresa. Normalmente es consecuencia de la organización o estructura de la misma. Pueden darse casos donde se genera comunicación deficiente o ambigua que impide desarrollar la labor de las personas de una manera eficaz.

7. Diferencias personales. Prejuicios y actitudes diferentes entre los miembros de un mismo equipo. No todos están motivados e involucrados con el mismo compromiso para lograr los objetivos.

Los 7 elementos que acabo de presentarte son las principales fuentes de todos los conflictos, dicho otra manera, son el origen de un profundo malestar en todas aquellas personas que se ven involucradas en uno.

EMOCIONES EN EL CONFLICTO

Te pasas el día navegando de una emoción a otra: feliz – triste,  desesperanzado – optimista…

Pero cuando estas dentro de un conflicto, la oscilación no es de positivo a negativo, o al revés, sino más bien de negativo a muy negativo: mal – peor, enfadado – agresivo…; y todo ello es porque no entiendes que las emociones que se generan en todo conflicto son elemento el principal con el cual definirás el conflicto en sí.

Tus emociones y autoestima van a condicionar tu respuesta, y lo que es peor, tu comportamiento dentro del conflicto.

Por este motivo invito a que prestes atención al vídeo y descubre cómo influyen las emociones a la hora de aprovechar el tiempo y gestionar conflictos de una manera más productiva.


 

 

COMPORTAMIENTO ANTE EL CONFLICTO 

Si queremos aprovechar el tiempo y gestionar conflictos, debemos buscar dominar el estilo más adecuado para cada conflicto.

Todos los conflictos consumen demasiados recursos mentales y físicos, nos alejan de nuestro ritmo de trabajo y descentran mentalmente.

Todos tenemos nuestra propia estrategia de comportamiento ante los conflictos y no es necesario que elijas uno de los estilos como única alternativa, sino que entiendas que cada estilo tiene ventajas y desventajas, y que una vez las conozcas te ayudarán a aprovechar el tiempo y gestionar conflictos  de una manera más eficaz y productiva.

Existen cinco modos de comportarse ante un conflicto teniendo en cuenta dos elementos: la preocupación por uno mismo y la preocupación por la otra persona:

                                         1. Evitar

                                         2. Acomodarse

                                         3. Convenir

                                         4. Competir

                                         5. Colaborar

1. ¿Cuándo evitar un conflicto?

  • El conflicto en sí mismo no es negativo, eludirlo siempre trae consecuencias.
  • Aflorará de nuevo en cualquier momento y con más fuerza.
  • Evitar los problemas no es una manera realista afrontar la vida.
  • No es importante para ti.
  • Poco poder para cambiar la situación.
  • Ningún beneficio y muchos problemas de mantenerse la confrontación.
  • Mejor reducir la tensión y calmarse para buscar soluciones equitativas.
  • Buscar más información y no precipitarse con la que se tiene
  • Hay personas con mayor conocimiento y preparación para solucionarlo.

2. ¿Cuándo ceder frente a un conflicto? 

  • Si se cometió un error ceder muestra que tienes buen talante y eres razonable.
  • Los demás tendrán oportunidad de aprender de tus errores.
  • El asunto es más importante para el otro que para ti, se mantiene un equilibrio porque en otro caso cederá él.
  • Obtener el apoyo en asuntos futuros que son más importantes.
  • Buscar la creación de un ambiente de armonía y buen entendimiento.
  • Evitar daños mayores si estás en una posición desventajosa.

 

Aprovechar el tiempo y gestionar conflictos. Funcionamiento del conflicto

Aprovechar el tiempo y gestionar conflictos. Funcionamiento del conflicto

3. ¿Cuándo luchar o competir en un conflicto?

  • Necesidad de decisiones rápidas porque hay asuntos importantes y urgentes.
  • Si se está seguro de que tienes razón en cuestiones vitales.
  • Casos de urgencia
  • Obligación de hacer cumplir determinadas reglas injustas o poco populares.

4. ¿Cuándo negociar un conflicto? 

  • Si hay equilibrio de poder y la competencia y la colaboración no tienen éxito.
  • Oponentes de igual poder y que desean objetivos excluyentes.
  • Metas moderadamente importantes pero no críticas para ambas partes.
  • Buscas arreglos temporales en cuestiones complejas.
  • Pretendes lograr soluciones bajo presión de tiempo.

5. ¿Cuándo desarrollar un conflicto? 

  • Intereses de ambas partes demasiado importantes.
  • Garantizar un acuerdo duradero.
  • Necesidad de combinar criterios con diferentes puntos de vista.
  • Cuando las emociones generadas han roto el entendimiento y la relación.
  • Buscas mejorar la moral, aumentar la motivación y productividad.
  • Necesidad de soluciones creativas.

 

COMUNICACIÓN EN EL CONFLICTO

Si reflexionas unos instantes estoy seguro de que alguna vez has experimentado la frustración de sentirte incomprendido, o peor, de ser incapaz de hacerte entender por la otra persona. Es curioso, pero cuanto más se comprendan dos personas, más posibilidades tienen de resolver su conflicto.

Te voy a presentar algunas actitudes que te permitirán mejorar tu estrategia de comunicación a la hora de resolver los conflictos en los que te veas involucrado.

Comunicación y conflicto van estrechamente unidos porque en muchos casos una mala comunicación es lo que ha generado esa situación.

Piensa que cuanto mejor sea la comunicación en el conflicto más posibilidades tienes de gestionar conflictos eficazmente, y de esta manera poder aprovechar el tiempo.

 

APROVECHAR EL TIEMPO Y GESTIONAR CONFLICTOS: SOLUCIÓN DE CONFLICTOS

Ahora te voy a presentar una serie de herramientas y estrategias que te van a permitir aprovechar el tiempo y gestionar conflictos solucionándolos de una manera exitosa.

Los desacuerdos, problemas y conflictos que te puedan surgir en tu vida cotidiana tratarás de  afrontarlos con una charla informal porque la mayor parte se solucionan mediante este procedimiento, o bien, buscando acuerdos que satisfagan a las distintas partes implicadas, o abandonando el asunto porque carece de interés, o no tiene solución.

Si no has encontrado una salida con esa estrategia se debe a que no has prestado atención a una serie de síntomas que han ido apareciendo en las diferentes etapas del conflicto que te muestro a continuación en el siguiente vídeo.


 

¿QUÉ NECESITAS CONSIDERAR PARA SOLUCIONAR UN CONFLICTO?

Antes de iniciar cualquier proceso deberías responder a estas preguntas para buscar la estrategia más adecuada para aprovechar el tiempo y gestionar conflictos en base a tus objetivos y prioridades:

  • ¿Cómo te sientes al verte involucrado en este conflicto?
  • ¿Quiere la otra parte controlar el resultado del proceso?
  • ¿Eres capaz de aceptar el resultado que acordéis?
  • ¿Sería beneficioso para ti mantener en el futuro contacto con la otra parte?
  • ¿Buscas venganza…? ¿Realmente deseas solucionarlo? ¿Ellos?
  • ¿Existen posibles modos creativos para resolver el conflicto?
  • ¿Estás o están actuando de mala fe?
  • ¿Cuál es la relación de poder entre las partes?
  • ¿Es importante sentar un precedente?
  • ¿Qué te preocupa de este conflicto?
  • ¿Quién está implicado?
  • ¿Cómo te afecta?, ¿Por qué es importante para ti?
  • ¿Qué necesitas comprender sobre este conflicto?
  • ¿Qué obstáculos percibes?, ¿Qué puedes hacer para superarlos?
  • ¿Qué prejuicios tienes sobre la otra parte?
  • ¿Cómo podría mejorar la situación para ti?, ¿Empeorar?

Ahora que ya tienes definido y acotado el conflicto quiero presentarte en el siguiente video el mejor sistema para solucionar conflictos y aprovechar el tiempo.

Si no tienes un sistema para solucionar conflictos tu productividad y concentración se reducirán considerablemente porque te agotan, te alejan de tus metas y te retrasan en la toma de decisiones.

Este sistema para solucionar conflictos es sencillo y consta de seis fases.

Si lo pones en marcha te va a ayudar a aprovechar el tiempo y gestionar conflictos de una manera productiva.


 

 

CÓMO PUEDES APROVECHAR PRODUCTIVAMENTE LOS CONFLICTOS

Lo importante si quieres aprovechar el tiempo y gestionar conflictos no es saber cómo evitar o suprimir el conflicto si no encontrar la forma de poder sacar un provecho productivo del mismo.

Aquí te presento tres métodos para que puedas sacar un provecho productivo de todos los conflictos.

1- Reducir el conflicto

Si se ve con claridad que está perjudicando la marcha de la organización y afecta a los resultados productivos de sus componentes.

Se pueden poner en marcha estrategias y cambios con los que se puede solventar el asunto. Por ejemplo, establecer cambios organizativos que eliminen las situaciones que pueden generar tensiones internas, tratar de crear un enemigo común que les obligue a unirse…

2- Resolver el conflicto

En muchos casos, por falta de claridad en los criterios, es imprescindible eliminar la situación de conflicto porque si se mantiene podría ser muy negativa para todos los involucrados y para la entidad.

Aprovechar el tiempo y gestionar conflictos. Solución de conflictos

Aprovechar el tiempo y gestionar conflictos. Solución de conflictos

Ante un caso de estas características, tienes que tomar posiciones claras e inequívocas con cualquiera de estas tres estrategias:

Dominio o supresión: El sistema a elegir puede ser por medio de la autoridad o por la mayoría. En cualquiera de los casos no resuelve el conflicto, tan sólo lo aparca de manera temporal.

Compromiso: Buscar la manera de convencer a las partes requiere más tiempo y compromiso por todos, pero si se le añade la aplicación de determinadas reglas, la compensación a las partes más desfavorecidas… puede resultar de mucha utilidad, y lo más importante, será una experiencia que valdrá para situaciones similares. Se estará sentando precedentes para el futuro.

Mediación: En la mayoría de los casos se puede hallar la manera de integrar las necesidades y deseos de ambas partes y encontrar una solución interesante para ambas.

3- Estimular el conflicto

Al inicio de esta entrada afirmé, e imagino que para tu sorpresa, que en los conflictos hay aspectos positivos, por recordarte algunos:

  1. Pueden ser el motor de cambio e innovación que se necesita en una empresa o a nivel personal.
  2. Obliga a tener que enfrentarse a problemas y tomar decisiones acordes a situaciones que se podrán dar en el futuro.
  3. Te permite ser consciente de todo el potencial interno que hay en la empresa y en cada uno de los participantes…

 

Como ves, es necesario en muchos casos fomentarlo e inducirlo para salir de la inercia de la organización, y promover todos los cambios que resulten necesarios.

Descubre cómo puedes aprovechar el tiempo y gestionar conflictos

Descubre cómo puedes aprovechar el tiempo y gestionar conflictos

No quiero decir con esto que sea necesario enfrentar a las partes en un entorno productivo sin ningún motivo, pero sí se puede acudir a personas ajenas a la organización para que traten de poner en evidencia todo aquello que se pueda mejorar porque a la larga te harán más competitivo; por ejemplo, cambiar las políticas habituales, reubicar dentro de la estructura a personas con potencial, alentar la competencia interna…

Estas ideas y sistemas que te he presentado te ayudarán a aprovechar el tiempo y gestionar conflictos de una manera más productiva y eficaz, impidiendo que sean la causa de estrés o tensiones innecesarias en tu vida.

Quizá este lema te ayude: “prepárate para lo mejor y prevé lo peor”

Y recuerda, “VIVIR ES CAMBIAR”


Leave a Reply